EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

David Smolansky mueve los hilos de CITGO sin contar con experiencia en el tema petrolero y tras su pésima gestión como alcalde en Venezuela


Por Carlos Pacheco | Opinión

Periodista de profesión, el exalcalde venezolano David Smolansky se ha convertido en los últimos años, gracias al “Gobierno interino” de Juan Guaidó, en una suerte de experto petrolero al que el “interinato” designó director ad hoc de Citgo y miembro de un consejo de administración de la llamada PDVSA de Guaidó.

Smolansky huyó a Estados Unidos después de ser acusado por el chavismo de incentivar las “guarimbas” o protestas callejeras opositoras en el año 2017, mientras era alcalde del municipio El Hatillo en Caracas. También gracias al “interinato” de Juan Guaidó, ejerce funciones como comisionado de la OEA para migrantes y refugiados. 

En 2020, Smolansky también fue designado por el “interinato” como miembro de una “comisión especial de seguridad policial e inteligencia”. 

Con tantas funciones y con los emolumentos que le generan las mismas, el exalcalde no parece tener necesidad de regresar a Venezuela y perder las comodidades que tiene en Estados Unidos. 

El hoy comisionado de la OEA fue dirigente estudiantil en Venezuela y miembro del partido Voluntad Popular, fundado y encabezado por Leopoldo López. 

Smolansky fue designado parte de la Junta de Administración ad-hoc de Petróleos de Venezuela S.A., por la Asamblea Nacional el 13 de febrero de 2019. Es director del grupo de trabajo dedicado a la migración de Venezuela, creado el 5 de septiembre de 2018, por iniciativa de la Organización de Estados Americanos (OEA). Fue alcalde del municipio El Hatillo, del estado Miranda desde diciembre de 2013 hasta 2017. Fue dirigente estudiantil de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), y participó activamente en las protestas juveniles escenificadas en Caracas en 2007. 

Luego de haberse graduado, se integró a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y fue uno de los fundadores del partido Voluntad Popular. Nació un 27 de mayo de 1985 y desde los ocho años vivía en el mismo municipio del que llegó a ser alcalde. Sus abuelos son refugiados de la Unión Soviética y de la Revolución Cubana. 

En El Hatillo recuerdan a Smolansky por supuestamente haberse enriquecido durante su tiempo como alcalde. En 2015 fue acusado de haber rendido cuentas tardías y de forma incorrecta sobre los recursos otorgados por el Gobierno central.

El exalcalde fue acusado de haber dispuesto ilegalmente de un crédito adicional otorgado a su despacho por el Estado venezolano para pagar el incremento salarial en otro ámbito. Cuando debía pagar la homologación de funcionarios policiales activos en su municipio, utilizó los recursos para el pago de una prima de riesgo. También fueron halladas discrepancias con la nómina de funcionarios policiales para el año 2014. 

En 2015, mientras Smolansky era alcalde de El Hatillo, fue señalado de gastar más de 50 mil dólares en viajes al exterior, sin que se conociera el origen de los fondos para cubrir semejante gasto, que no fueron pagados con divisas preferenciales. En esa época se aseguraba que había asignado un automóvil de la policía municipal de El Hatillo para uso personal de Freddy Guevara, diputado del mismo partido que Smolansky, Voluntad Popular. 

Durante la gestión de Smolansky en El Hatillo se otorgaron de forma expedita permisos de construcción para edificaciones como el Centro Empresarial Torre Q en Los Naranjos, que contemplaron la deforestación de áreas, cuya acometida provocó deslizamientos de tierra. 

Publicar un comentario

0 Comentarios