EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Quién es Gustavo Marcano, el “ministro consejero” en Estados Unidos del “interinato” de Guaidó con aires de experto petrolero, pero con un pasado gris como alcalde


Por Carlos Pacheco | Opinión

El opositor venezolano Gustavo Marcano ha fungido en los últimos años como “Ministro Consejero” de la Embajada de Venezuela ante Estados Unidos, designado por el “interinato” de Juan Guaidó, tras el nombramiento de Carlos Vecchio como embajador. Marcano fue en Venezuela alcalde de la ciudad de Lechería, en los periodos comprendidos entre los años 2004-2008 y 2013-2017, electo en las filas de Primero Justicia, partido político del que continúa siendo miembro activo, cercano al dirigente nacional de la organización, Julio Borges, aunque ambos se encuentran en el exilio.

Ocasionalmente, Marcano ofrece opiniones a medios de comunicación, sobre la situación de la petrolera CITGO, cual si se tratara de otro miembro de su directiva, aunque no es conocido que Marcano sea especialista en materia petrolera para opinar sobre tales temas. Con esas prerrogativas en Estados Unidos, propias de un funcionario diplomático reconocido por el Gobierno norteamericano, Marcano no parece tener intenciones de regresar a Venezuela, ni de separarse de su actual cargo, que le permite tener una vida cómoda. A diferencia de otros funcionarios del prácticamente imaginario “Gobierno interino” de Juan Guaidó, los "diplomáticos" del “interinato”, como Marcano, sí disponen de una asignación económica fija mensual. 

Durante sus dos gestiones como alcalde de Lechería, Marcano llegó a decir que su ideología era de centro-izquierda y que con él los gobernadores chavistas de entonces podían tener una mejor gestión. Con algunos de ellos mantenía contacto a través de asesores de esos gobernadores. 

Los gobiernos del exalcalde estuvieron plagados de excesos, vagabunderías y hechos de corrupción. En esas gestiones uno de los más favorecidos fue su padre, quien tenía a cargo la administración del Centro Comercial Plaza Mayor de Lechería, donde la familia de Marcano era propietaria de locales comerciales. El hoy “consejero”, en sus tiempos de alcalde, favoreció a su entorno y ejerció mucho poder sobre las decisiones de la Cámara Municipal de Lechería. 

El exgobernante municipal y su séquito más cercano eran famosos por las borracheras, las peleas y los escándalos en los que solían verse involucrados. En una ocasión, esos mismos, incluidos funcionarios del Gobierno y de la Cámara edilicia de Lechería, fueron protagonistas de una tángana colectiva, con unos sujetos que eran conocidos como “La Mafia de La Guaica”, quienes estaban presuntamente vinculados con el robo de camiones blindados y entidades bancarias. Miembros de la mafia llegaron al extremo tal de irrumpir de forma violenta en un apartamento de soltero de Marcano en Lechería. La solución al conflicto pasó por una conciliación, mediante una especie de mesa de convivencia y juegos, en la que ambos grupos limaron asperezas. 

Publicar un comentario

0 Comentarios