EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Presumen que presidente de Comisión Electoral Independiente actuó en combinación con empleados de la empresa Smartmatic para alterar los resultados de las elecciones presidenciales celebradas en Kenia el 9 de agosto

Wafula Chebukati

Irene Masit, una de los cuatro comisionados que se negaron a hacerse cargo de los resultados de las elecciones presidenciales del 9 de agosto en Kenia, detalló cómo el presidente de la Comisión Electoral Independiente y de Límites (IEBC), Wafula Chebukati, invitó a los tres venezolanos al país sin su conocimiento.

Según Masit, Chebukati no asumió la responsabilidad como presidente de la Comisión de informar a otros comisionados que los tres, Salvador Javier Sosa Suárez, Joel Gustavo Rodríguez García y José Grecorio Castellanos, estaban ingresando al país con algunos materiales de IEBC.

Acusó a su jefe de los errores observados en las circunscripciones donde no se llevaron a cabo las elecciones, argumentando que fue por diseño. Masit argumentó que fue con absoluta claridad que fue por la omisión o comisión de Chebukati que se produjeron errores en las papeletas de votación.

“No es de extrañar que en el mes de julio de 2022 cuando la nación fue conmovida por la noticia de de que los venezolanos Salvador Javier Sosa Suárez, Joel Gustavo Rodríguez García y José Grecorio Castellanos, empleados de la empresa Smartmatic, asunto que ahora es de dominio público, detenidos por haber llegado a Kenia con materiales electorales, ninguno de los comisionados estaba al tanto de su llegada ni de la posesión de materiales electorales, excepto el presidente, Wafula Wanyonyi Chebukati”, declaró Masit en su declaración jurada.

Masit dijo que Chebukati abiertamente defendió públicamente a los tres extranjeros en momentos en que la Comisión no esperaba la llegada del material electoral, usurpando así las facultades de la IEBC, en lo que calificó de total desacato a la ley.

“Yo no tenía conocimiento de la venida de los extranjeros con material electoral y lo mismo no había sido puesto en conocimiento de los comisionados ni en el plenario ni a través de cualquier otra forma de comunicación y fue sorprendente porque era sospechoso que el presidente fue la única persona consciente de su llegada”.

Además de los controvertidos extranjeros, Masit también acusó a Chebukati de no otorgarle a ella y a otros comisionados, Juliana Cherea, Francis Wanderi y Justus Nyang'aya, el mandato de verificar los resultados presidenciales antes del anuncio final.

Afirmó que la conducta de Chebukati siempre fue cuestionable cuando decidió otorgarse el mandato completo de verificar los resultados presidenciales sin el conocimiento de ella y otros tres comisionados.

“La conducta del presidente durante todo el proceso electoral fue caprichosa y con la única intención de invalidar la elección presidencial al nublar dichos resultados y, de hecho, derrocar la constitución”, agregó Masit.

Una preocupación apremiante de Masit fue cuando Chebukati no permitió que el equipo de la Comisión fuera a inspeccionar la impresión de las boletas electorales en el período previo a las elecciones y asegurarse de que efectivamente las boletas impresas fueran las que habían sido aprobadas por la Comisión.

Mientras estaba en el Centro Nacional de Conteo en Bomas de Kenia, Masit dijo que, como Comisionada, no tuvo el privilegio de tener una vista completa del Formulario 34C antes de la verificación.

“No participé en la creación del Formulario 34C y el presidente no me permitió acceder al mismo”.

La declaración jurada también acusó a Chebukatri de seguir siendo la única persona con acceso al recuento total hasta el momento de la impugnada declaración de resultados contra el sagrado derecho constitucional a un proceso transparente.

Publicar un comentario

0 Comentarios