EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

¿Suicidio o asesinato en Tumeremo?: evidencias contradicen la tesis oficial en el caso de la teniente Elinés Olivero Turmero, hallada sin vida en una instalación militar en Venezuela


Por Felicia Osorio

La teniente del Ejército Nacional Bolivariano de Venezuela, Elinés María Olivero Turmero, fue encontrada muerta el pasado domingo 1 de octubre en el estado Bolívar, en circunstancias que han generado dudas y sospechas sobre la versión oficial de un supuesto suicidio.

La versión oficial: un suicidio en el baño

Según una minuta militar, la oficial fue hallada colgando de una sábana atada a la tubería de la ducha en el baño de su vivienda ubicada en la localidad de Tumeremo. Los superiores de la víctima notaron su ausencia en la formación de chequeo y control de su comando y ordenaron localizarla en su residencia. Al llegar a su casa, sus compañeros de armas vieron la silueta del cuerpo colgando a través de las ventanas y tumbaron la puerta para entrar. Las autoridades coordinaron con la Delegación Municipal Tumeremo del Cicpc, que practicó el levantamiento del cadáver y determinó que se trató de una asfixia mecánica ocasionada por un suicidio.


Otras versiones de prensa han indicado que el cadáver de Olivero Turmero fue localizado no en una casa, sino suspendido de una sábana en el baño de una de las habitaciones del Batallón de Infantería de Selva G/D «Tomás de Heres», en la población de Tumeremo, municipio Sifontes del estado Bolívar.

La versión de la familia: un homicidio encubierto

Personas cercanas a la familia Olivero Turmero han denunciado que la teniente no se quitó la vida, sino que fue asesinada y luego colgada de la regadera para simular un suicidio. Presumen que el móvil del crimen pudiera estar relacionado con hechos de corrupción en los que pudieran estar implicados otros militares, quienes habrían acabado con la vida de la teniente para silenciarla.


La familia de Elinés recibió la noticia de su supuesto suicidio el 1 de octubre, a las 2 p.m., pero algo no cuadra. Según sus allegados, la teniente asistió a la formación a las 6 a.m. y luego cuando volvió a ser llamada para formación a las 8 a.m., no apareció. Cuando otros militares fueron a buscarla, la encontraron colgada en el baño. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Tumeremo que llegaron al lugar del suceso, horas después de ser hallado el cuerpo, establecieron la asfixia mecánica como la supuesta causa de muerte.

Sin embargo, al recibir el cadáver, que permaneció durante dos días en Tumeremo para supuestamente practicarle una autopsia, la familia notó lesiones alarmantes. Han exigido justicia, pues hay evidencias que contradicen la tesis del suicidio. Según fuentes cercanas a la familia, al recibir en Anaco, estado Anzoátegui, los restos de la oficial, el 3 de octubre, un médico allegado lo revisó y se percató que el cuerpo tenía un golpe en la frente con un objeto contundente, un golpe en la mandíbula (la mandíbula fracturada y con sutura hecha en Tumeremo), un golpe en uno de sus pómulos, dos uñas levantadas y marcas visibles de tierra y sangre. Además, cuando en una funeraria procedieron a preparar el cuerpo para el sepelio, se dieron cuenta de que solo le habían realizado la "autopsia en el medio del cuerpo" para drenar los órganos y que tenía una cortadura con puntos de sutura cerca del maxilar. También le notaron unos golpes en las piernas.

Desde el comando de la oficial le habían pedido a la familia no trasladarse hasta Tumeremo y esperar la entrega de los restos en Anaco, donde además les entregarían los resultados de la autopsia. Sin embargo a la familia de la teniente solo le entregaron un acta de defunción que indicaría suicidio por asfixia mecánica; algo que acrecienta las sospechas.  

La familia ha acudido a la Defensoría del Pueblo del estado Anzoátegui, pero les han pedido guardar silencio a cambio de supuestamente "esclarecer" el caso.

La reacción en las redes sociales: clamor por justicia

En las redes sociales, diferentes usuarios han pedido justicia en el caso de la teniente Olivero Turmero y han insistido en que no se quitó la vida, sino que se la arrebataron. Algunos han expresado su admiración por la joven oficial, que se había superado siguiendo la vida militar. Han comentado que Olivero era una oficial entrenada psicológica y físicamente, algo que también hace dudar que haya podido quitarse la vida.


Un usuario escribió: "Mereces que se investigue, no eras cualquier persona, eras una oficial entrenada psicológicamente y físicamente. Aprobada como los mejores si no te hubiesen dado la baja. Mereces justicia, honor y respeto. Justicia para Elinés Olivero".

La teniente Olivero Turmero era egresada de la Academia Militar del Ejército, en 2022, perteneciente a la Promoción “Bicentenario de la Batalla de Bomboná y Pichincha”, proveniente de una humilde familia y era oriunda de Anaco, Anzoátegui.



Publicar un comentario

0 Comentarios