EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Contrabando entre Miami y Venezuela: el lado oscuro de las encomiendas puerta a puerta


Por Felicia Osorio

El negocio de las encomiendas puerta a puerta entre Miami y Venezuela esconde una realidad oscura: el contrabando de armas, municiones, automóviles robados y otras mercancías ilegales. Esta actividad ilícita se ha visto favorecida por la falta de control aduanero en Estados Unidos y la corrupción en Venezuela, donde operan redes de exmilitares y exfuncionarios que se aprovechan de sus contactos para burlar la ley.

Un decomiso que destapa la olla

El pasado martes 14 de noviembre de 2023, las autoridades aduaneras venezolanas retuvieron un lote de municiones que habían sido enviadas desde Miami a través de la empresa Ajbp Import & Export LLC, también conocida como Empire International. El cargamento fue interceptado en el almacén de la compañía Transporte Litotrans, en la localidad de Maiquetía.


Este hecho reveló algunos detalles poco conocidos sobre el mercado de las compañías de encomiendas dedicadas al envío de mercancías a Venezuela. Según una fuente consultada, familiarizada con el tema, en Miami opera todo un "zoológico de contrabandistas" que no declaran carga oficialmente a las autoridades aduaneras estadounidenses.


Un mercado en transformación

En los últimos años, se han dado cambios en Florida en el mercado de las compañías de encomiendas a Venezuela. Varias de esas compañías, localizadas en Miami, han quebrado y han cerrado operaciones, una que otra ha crecido, y otras se han mantenido con los años.

La misma fuente ha dicho que el problema que se presenta en los Estados Unidos con las autoridades aduaneras es que los controles se han reducido en comparación con los que habían hace más de dos décadas atrás. La fuente ha comentado que antes el servicio de aduana de los Estados Unidos contaba con oficiales que se dedicaban a supervisar minuciosamente la carga de las empresas de encomiendas y visitaban y le abrían expedientes a aquellas que no cumplían con las normas. Sin embargo, eso no sucede ahora en los Estados Unidos, donde, en ese sentido, se ha estado manifestando una especie de decadencia.

Los exmilitares y exfuncionarios que mueven los hilos

La fuente también ha explicado que ahora en los Estados Unidos residen muchos militares retirados venezolanos, que anteriormente formaron parte de la Guardia Nacional Bolivariana, el Ejército, la Armada o la Fuerza Aérea venezolana, esos sin incluir a exfuncionarios del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) de Venezuela, que también residen ahora en territorio estadounidense. Según la fuente, varios de esos exfuncionarios y militares retirados continúan teniendo contactos en Venezuela, contactos que les han permitido empezar a operar en el negocio de envíos puerta a puerta entre Florida y Venezuela, pues saben cómo es el sistema de soborno y corrupción en las aduanas venezolanas. Gracias a eso, esos militares retirados y exfuncionarios venezolanos han instalado sus propias empresas de encomiendas en Florida, que han terminado siendo pieza fundamental en el contrabando de mercancías entre Florida y Venezuela.


Es así que se ha dado una especie de "pelea a cuchillo" en Florida entre los clanes que operan en el negocio de envíos a Venezuela. Gracias a los contactos en Venezuela y a la falta de supervisión en Estados Unidos, pueden ser contrabandeadas armas, municiones y hasta automóviles robados entre Estados Unidos y Venezuela, mediante empresas de envíos aéreos y marítimos, puerta a puerta. En el caso de los automóviles robados, les son cambiados los seriales en Estados Unidos, para luego exportarlos y venderlos en Venezuela con cierta apariencia de "legalidad".

Algunos casos emblemáticos


Álvaro Castillo, CEO de AC Export LLC

La fuente cita algunos ejemplos, como el del CEO de la empresa AC Export LLC, el venezolano Álvaro Castillo, natural de la ciudad de Maracaibo, estado Zulia. Según la fuente, a la compañía de encomiendas AC Export LLC le fue incautado en una ocasión un lote de armas, en un envío que habían realizado desde Miami a Venezuela. El decomiso se produjo en Venezuela, en la aduana aérea de la ciudad de Valencia, estado Carabobo.


Otro caso citado por la fuente es el de José Manuel Calvo, quien es consuegro del general Freddy Carrión, excomandante general de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela. La fuente explicó que Calvo y Carrión tienen su propio negocio de encomiendas aéreas entre Florida y Venezuela. Según la fuente, Calvo ha procurado sabotear el negocio de sus competidores, por lo que todo aquel que de alguna manera participa en el negocio del envío de carga aérea desde Florida a Venezuela es objeto de todo tipo de ardides por parte de Calvo.

Estos son solo algunos de los casos que evidencian el lado oscuro de las encomiendas puerta a puerta entre Miami y Venezuela, un negocio que se ha convertido en una forma de contrabando que pone en riesgo la seguridad y la legalidad de ambos países.



Publicar un comentario

0 Comentarios