EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

El intento de asesinato de Vidal-Quadras en Madrid: ¿Un plan minucioso con nexos venezolanos?


Alejo Vidal-Quadras

El pasado 9 de noviembre de 2023, el político español Alejo Vidal-Quadras Roca sufrió un atentado cerca de su domicilio en Madrid. Un sicario le disparó un tiro en la boca, pero no logró acabar con su vida. El autor material del ataque es un ciudadano francés de origen tunecino, que tiene antecedentes por otro asesinato en París. La Policía Nacional investiga quién está detrás de este plan, que se gestó durante meses y que podría tener conexiones con el Gobierno de Venezuela.

Un defensor de los opositores iraníes

Alejo Vidal-Quadras Roca, nacido en Barcelona el 20 de mayo de 1945, es un físico y político español. Fue presidente del Partido Popular de Cataluña desde diciembre de 1991 a septiembre de 1996, año en que fue apartado por la dirección nacional del partido tras el Pacto del Majestic con CiU. Fue vicepresidente del Parlamento Europeo desde 1999 hasta 2014, y en 2014 perdió la condición de eurodiputado que ostentaba desde junio de 1999.

Vidal-Quadras es conocido por su apoyo a los opositores iraníes, lo que le ha valido la enemistad del régimen de los ayatolas. De hecho, el gobierno iraní declaró en octubre de 2022 "terrorista" a Vidal-Quadras, lo que podría haber motivado el intento de asesinato.

La compra de la motocicleta

El primer paso para ejecutar el atentado se dio en septiembre de 2023, cuando un joven albañil de Mijas (Málaga) compró y puso a su nombre la motocicleta con la que se iba a cometer el atentado. Se trata de una BMW que fue adquirida en Madrid, donde el joven viajó en tren junto al sicario.

El albañil, de 22 años, no sabía para qué iba a ser usada la moto. Fue engañado por el sicario, que le dio dinero ("unos 500 euros") para que hiciera el trámite. También le pidió que actualizara el seguro de la motocicleta para evitar problemas. El joven no forma parte del grupo terrorista, según la investigación policial.

La vigilancia y el alojamiento

Mientras tanto, varias personas vigilaban a Vidal-Quadras al menos durante semanas en las proximidades de su domicilio en Madrid, donde finalmente cometieron el atentado. Entre ellos estaba el detenido en Lanjarón (Granada), un español converso al islam en su rama chiita, la que dirigen los ayatolas de Irán. Este hombre tiene una pareja, una mujer inglesa, que también ha sido detenida. Sin embargo, no se han encontrado pruebas que la vinculen con el plan para matar a Vidal-Quadras.

La Policía trata de esclarecer la conexión entre el converso y el sicario, que se alojaron en un hotel la noche anterior al atentado. El hotel elegido fue 'La Cantueña' de la A-42 en Madrid, donde el sicario llegó tras equivocarse en el camino a Zarzuela, rumbo a la Av. Padre Huidobro. Según el influencer político Alvise Pérez, casualmente, una de las tres grandes instalaciones que tiene el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en Madrid (dos de ellas secretas) está cerca de donde sucedieron los hechos.


El disparo y la fuga

El 9 de noviembre, los dos acudieron a la zona próxima al domicilio del político, que ya habían visitado antes en varias ocasiones. Esta vez, el sicario llegó solo, en la motocicleta que estaba a nombre del albañil malagueño. El converso lo hizo en un coche, según las investigaciones policiales.

El sicario esperó la llegada de Vidal-Quadras hacia su domicilio y se acercó a él, con el casco puesto, y sin mediar palabras, le disparó un tiro en la boca. Luego, se fue, solo, conduciendo la motocicleta. En la fuga le acompañó, conduciendo el coche, su cómplice granadino. Ambos, según las pesquisas, quemaron la motocicleta y la abandonaron cerca de Fuenlabrada (Madrid).

El sicario sigue fugado. Francia le reclama por otro asesinato, este sí, consumado, cometido en París. Allí tiene, además, unos cuarenta antecedentes por diferentes delitos, entre ellos la lapidación a otra persona con resultado mortal.

La búsqueda del pagador

La Policía Nacional trata de averiguar ahora quién pagó por los servicios del sicario. De los datos obtenidos hasta el momento no parece que el musulmán granadino tuviera capacidad ni contactos para hacerlo. De ahí que se esté buscando a una cuarta persona, implicada directamente en la preparación del atentado contra Vidal-Quadras, un plan muy minucioso y elaborado durante meses. Esa cuarta persona, según Alvise Pérez, tendría nexos con altos cargos del Gobierno de Venezuela.


Alvise Pérez ha dado a conocer el pasaporte del sospechoso como autor material, que se llama Mehrez Ayari, de origen tunecino, y de 37 años. También ha revelado el hotel en donde el sicario pernoctó, en un caso que avanzaría hacia un nexo venezolano, y no iraní, según Pérez.

La comunidad en línea encabezada por Alvise Pérez publicó la identificación del sicario, el 9 de noviembre, luego de sucedido el hecho.



Publicar un comentario

0 Comentarios