EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Atribuyen al ecónomo Alejandro Keri Zeppenfeldt crisis financiera en la Arquidiócesis de Caracas

Fotocomposición

Por Felicia Osorio

La Arquidiócesis de Caracas, importante institución de la Iglesia Católica en Venezuela, atravesaría una grave crisis económica, atribuida a su ecónomo diocesano y a las sospechas de posible corrupción y malversación de fondos que pesan sobre él. Así lo reveló una fuente cercana al caso, cuya identidad se mantiene en resguardo.

El ecónomo viajero

El padre Alejandro Luis Keri Zeppenfeldt, ecónomo diocesano, ha sido el principal responsable de la administración financiera de la Arquidiócesis de Caracas, que tiene su sede en la urbanización El Rosal. Según la fuente, Keri Zeppenfeldt habría hecho "caída y mesa limpia" con las cuentas que manejaba, dejando supuestamente en bancarrota a la institución eclesiástica.

La fuente indicó que el ecónomo viajero, así llamado por sus frecuentes salidas al exterior, no se sabe si está en Venezuela o si se fue a otro país. Agregó que su ausencia ha causado gran preocupación y nerviosismo en el cardenal y arzobispo de Caracas, Baltazar Porras, y en sus obispos auxiliares, Carlos Eduardo Márquez y Ricardo Aldo Barreto, así como en el canciller de la Arquidiócesis de Caracas, Antonio Abeijón, y en el párroco de la urbanización La Boyera, el presbítero Honegger Molina.


Cardenal y arzobispo de Caracas, Baltazar Porras, obispos auxiliares Carlos Eduardo Márquez y Ricardo Aldo Barreto, y el canciller de la Arquidiócesis de Caracas, Antonio Abeijón

La fuente opinó que el padre Keri Zeppenfeldt no ejerce lo que predica, como la paz y el bien. Alejandro Luis Keri Zeppenfeldt, ha realizado diferentes viajes en los últimos años. Entre esos están su viaje a Alemania en 2021, donde recibió de manos de un zapatero alemán unas sandalias gigantes para un venezolano incluido en el Libro Guinness de los Récords por tener los pies más grandes del mundo; su visita en junio de 2021 al Papa Francisco en el Vaticano, donde le entregó una Virgen de Coromoto, acompañado del exrector de la caraqueña Universidad Católica Andrés Bello, el sacerdote jesuita Luis Ugalde; y su participación en una eucaristía en Nueva York en abril de 2022, junto al cardenal Baltazar Porras, donde expuso una reliquia del beato José Gregorio Hernández.

El Papa Francisco, ecónomo Alejandro Keri Zeppenfeldt y el sacerdote Luis Ugalde durante la entrega de una Virgen de Coromoto en junio de 2021

Donaciones de Traki

Presbítero Honegger Molina

Otro sacerdote involucrado en el escándalo es el padre Honegger Molina, vicario episcopal de medios de comunicación de la Arquidiócesis de Caracas, periodista y profesor del Instituto de Teología para Religiosos (ITER) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). La fuente afirmó que Molina habría recibido supuestamente "donaciones" de la cadena de tiendas por departamento Traki, propiedad del controversial empresario Antonio Chambra, que habrían sido destinadas a una hacienda perteneciente al religioso en Los Andes venezolanos.

Molina ha sido criticado por no haberse pronunciado sobre los antecedentes del supuesto beneficiario del segundo milagro del beato José Gregorio Hernández, milagro necesario para su canonización. Se trata, según algunas fuentes, de G.M.D., un empresario que se declaró culpable de corrupción, soborno y lavado de dinero en Estados Unidos, en un caso relacionado con Pdvsa, y que colabora con la justicia estadounidense.

G.M.D. habría costeado los gastos de un tribunal eclesiástico conjunto entre la Arquidiócesis de Caracas y la Arquidiócesis de Miami, que se instaló en 2022 en Miami para certificar su sanación milagrosa y presentarla ante la Santa Sede. Otra fuente consultada dijo sospechar que en la Arquidiócesis de Caracas hay intereses económicos detrás de la promoción de la canonización del beato, por los ingresos que eventualmente pudiera generar la venta de imágenes, efigies y el turismo religioso.

El ecónomo diocesano

El ecónomo diocesano es un funcionario de la Iglesia Católica encargado de la gestión de los recursos económicos de una diócesis. Su función principal es garantizar la seguridad y transparencia en el manejo de los fondos de la diócesis, así como la supervisión de los presupuestos, la contabilidad, la gestión de los bienes y propiedades, la administración de los fondos de caridad y la implementación de las políticas financieras establecidas por la Iglesia. Además, el ecónomo diocesano tiene un papel clave en la planificación y ejecución de proyectos pastorales y sociales en beneficio de la comunidad católica local.



Publicar un comentario

0 Comentarios