EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Ysmael Rodríguez Suárez en el ojo del huracán tras cierre en Florida de Cargo Élite Corp que afectó a cientos de usuarios que enviaron encomiendas a Venezuela


Por Felicia Osorio

Un caso de supuesto fraude y malversación de fondos sacude a la comunidad venezolana en Estados Unidos y España. Se trata de la empresa Cargo Élite Corp, dedicada al transporte de encomiendas hacia Venezuela, que cerró sus oficinas de forma repentina y dejó a más de 300 clientes sin recibir su carga.

La empresa, que operaba desde agosto de 2019, tenía presencia en Estados Unidos, Europa y El Caribe. Sin embargo, a finales de 2023, sus oficinas en Miami y otras ciudades de Florida fueron desocupadas sin previo aviso, dejando a sus clientes en la incertidumbre sobre el destino de sus envíos.

Los responsables del negocio

El dueño legal de Cargo Élite Corp es el venezolano Ysmael José Rodríguez Suárez, quien contaba con el apoyo de Suhail Fonseca como gerente general y mano derecha. Ambos son señalados por los afectados como los responsables de la estafa y la apropiación indebida de la mercancía.


Pero detrás de este negocio, se esconde otro personaje que podría ser el verdadero cerebro de la operación. Se trata de Larry José Zea Guillén, alias "El Negro Peña", un exfuncionario público venezolano con un amplio historial de corrupción y nexos políticos.


Según fuentes cercanas al caso, Zea Guillén era socio oculto de Rodríguez Suárez y el principal financista de la empresa. Sin embargo, una disputa entre ambos habría desencadenado el cierre de la compañía.

El conflicto entre socios

De acuerdo con una persona que conoce los detalles del asunto, Zea Guillén acusó a Rodríguez Suárez de haberlo estafado en la sociedad que mantenían, y le exigió que le devolviera el dinero que le había invertido. Ante la negativa de Rodríguez, Zea habría recurrido a sus contactos e influencias en las aduanas venezolanas, para retener la carga que había sido enviada por Cargo Élite Corp.


Así, Zea presionaría a Rodríguez para que cumpliera con su reclamo, amenazándolo con que, de lo contrario, la mercancía retenida sería repartida entre los militares en Venezuela.

El perfil de Zea Guillén

Zea Guillén es un exfuncionario público que ha ocupado diversos cargos en el gobierno venezolano, entre los que destacan el de director general (E) de la Oficina de Administración y Finanzas del Ministerio del Poder Popular para el Deporte, presidente (E) de la tour operadora estatal Venezolana de Turismo, Venetur S.A., y gerente de finanzas de la Gran Misión Vivienda.


En estos cargos, Zea Guillén habría tenido acceso a fondos estatales millonarios, que habría usado para su enriquecimiento personal. Además, se le acusa de cobrar sobornos para firmar cheques, según una fuente que prefirió mantenerse en el anonimato.

Por estas razones, algunos usuarios en las redes sociales han calificado a Cargo Elite Corp como una fachada de "enchufados" venezolanos o conectados políticamente en Venezuela.

La complicidad de los animadores

Otro aspecto que ha generado polémica en las redes sociales es el papel que han jugado algunos animadores venezolanos de televisión, que han promocionado las actividades y negocios de Ysmael Rodríguez Suárez, convirtiéndose en una especie de imagen de Cargo Elite Corp.

Entre ellos se encuentran Daniela Kosán, Ramón Castro, Wilmer Ramírez y Viviana Gibelli, quienes han sido criticados por haber avalado a una empresa que ahora es señalada de estafa y apropiación indebida.

En particular, se ha recordado una entrevista que realizaron Daniela Kosán y Ramón Castro a Ysmael Rodríguez, para el canal online VPI Tv, en la que lo presentaron como un empresario humilde, creativo y alegre que triunfaba en Estados Unidos, gracias a su proyecto Cargo Élite.

También se ha cuestionado el papel de Viviana Gibelli, quien aparece en un video haciendo una cuña publicitaria de Cargo Élite. Algunos usuarios han recordado que Gibelli ha tenido entre sus clientes a personas implicadas en casos de narcotráfico, estafa, lavado de dinero y otros delitos.

La esperanza de los afectados

Mientras tanto, los clientes de la compañía que han sido perjudicados por el cierre de la empresa, esperan una respuesta y que la carga que enviaron a Venezuela pueda finalmente llegar a su destino. Algunos han iniciado acciones legales contra los responsables de la estafa, mientras que otros han recurrido a las redes sociales para denunciar el caso y exigir una solución.



Publicar un comentario

0 Comentarios