EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

¿Quiénes son los socios de Kristhonfer Argenis Barrios Vivas que hasta la fecha no han sido investigados por el caso Pdvsa-Cripto?


Por Luz Elizondo
El Condumio | Opinión

Kristhonfer Argenis Barrios Vivas, conocido en el estado Táchira como "Kris", celebró en el año 2021 una suntuosa boda que reflejaba su opulento estilo de vida. Este individuo, dueño de Corporación KB 2021 C.A., la que fuera en tiempos del exministro Tareck El Aissami una de las principales contratistas de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), así como propietario de otras compañías como Supliven 2021, C.A. o Grupo K6 C.A., fue detenido y llevado ante la justicia en el año 2023 debido a su participación en la trama de corrupción conocida como Pdvs-Cripto.

Barrios Vivas ostentaba una vasta fortuna, administrando 33 estaciones de servicio en todo el territorio venezolano, además de poseer 14 establecimientos comerciales, de los conocidos como "bodegones". Su riqueza material se extendía a 30 vehículos y decenas de propiedades inmobiliarias en Venezuela, Panamá, Colombia y Estados Unidos. A pesar de su aparente éxito empresarial, contaba con por lo menos 12 socios que, hasta el momento, no han sido objeto de acciones legales por parte de las autoridades.


Kristhonfer Argenis Barrios

La ceremonia nupcial se llevó a cabo en el lujoso Hotel Lidotel de Caracas, donde Barrios Vivas lució un traje y accesorios de la prestigiosa marca "Hugo Boss". La celebración de la boda del entonces flamante empresario, con Victoria, una joven oriunda de La Grita, estado Táchira, fue amenizada por diversas agrupaciones musicales y un DJ, creando un ambiente festivo y opulento.

Aunque pocos en Táchira conocían la magnitud de su poder económico, Barrios Vivas era propietario de numerosas empresas distribuidas por toda Venezuela, además de otras en Estados Unidos y Panamá. En su estructura empresarial, involucró a familiares cercanos, incluso a sus propios padres, como socios.

La fortuna de Kristhonfer Barrios Vivas estaba estrechamente vinculada a la figura del otrora ministro de Petróleo Tareck El Aissami. Barrios era considerado como uno de los "empresarios favoritos" del polémico funcionario. Esta relación simbiótica permitió a Barrios Vivas acceder a jugosos contratos y negocios con la industria petrolera venezolana, lo que le valió su ostentosa riqueza y su posterior procesamiento judicial.

"La estructura de corrupción de Tareck El Aissami en Táchira: derroche de fondos de PDVSA y deudas pendientes"

En el estado Táchira, Tareck El Aissami, el controvertido funcionario venezolano, estableció una intrincada red de corrupción y malversación de fondos públicos. Uno de los casos emblemáticos de esta trama se evidenció en marzo de 2023, cuando fue arrestado el propietario de la famosa discoteca "Tabu" de San Cristóbal. Este individuo, nacido el 7 de mayo de 1983, fue acusado de ser un testaferro del coronel Antonio José Pérez Suárez, un aliado clave de El Aissami en Pdvsa.

En otro episodio que sacudió la localidad de La Grita, El Aissami contrajo una deuda de 10.000 dólares con el célebre pintor Néstor Melani Orozco. Este incidente se remonta al 29 de septiembre de 2022, cuando El Aissami visitó el municipio Jáuregui con motivo de la celebración del 70 aniversario del Liceo Militar Jáuregui (LIMIJAU).


En aquel entonces, El Aissami se encontraba inmerso en una campaña política con miras a reemplazar a Nicolás Maduro en el poder. Para mejorar su imagen pública, destinó una parte significativa de los recursos de PDVSA a actividades propagandísticas. En el caso del LIMIJAU, se desembolsaron varios millones de dólares en obras de mejoramiento y restauración, adjudicadas de manera irregular a la empresa Corporación KB 2021 C.A., propiedad de Kristhonfer Barrios Vivas, quien posteriormente fue detenido por orden del Ministerio Público.

Lamentablemente, los trabajos realizados en el Liceo Militar Jáuregui fueron de baja calidad, utilizando materiales de segunda mano y dejando numerosas tareas inconclusas o sin ejecutar. En medio de este derroche, El Aissami autorizó el pago de 15.000 dólares al pintor Néstor Melani Orozco por la restauración de un mural en el recinto educativo. Sin embargo, solo se cancelaron 5.000 dólares como anticipo, quedando pendiente una deuda de 10.000 dólares que nunca fue saldada.


Esta situación ejemplifica la corrupción desmedida y el despilfarro de recursos públicos que caracterizó la gestión de Tareck El Aissami en Táchira, donde se priorizaron intereses personales y políticos por encima del bienestar de la población.

En Florida, Estados Unidos, Kristhonfer Barrios Vivas figuraba o figura como directivo en varias compañías, entre las que se encuentran: Supliven Usa, Inc; Aeronautical World, Corp; y Baseball & Food, Corp. Otros directivos vinculados a estas empresas son o fueron Jhon Carlos Duarte Ortiz, Alexander Labrador García, Yuritmar Vivas García y Andrea González Quintero. Cabe destacar que la mayoría de estos individuos proceden de los estados Mérida y Táchira, la región andina de Venezuela, de donde es oriundo Tareck El Aissami. Varios de esos socios residen aún en Florida.

Entre quienes tampoco han sido investigados se encuentran Luduyn Ovidio Betancur Flórez, Ivana Hernández Caraballo y Ángel Eduardo Cáceres Sandoval, socios de Kristhonfer Argenis Barrios en sus compañías en Venezuela.

Además, en Panamá, Barrios Vivas contaba con las sociedades Seaway Management Group Corp., Seaway Global Foundation y Corporación Imex Kb, S.A., lo que evidencia la extensa red empresarial que logró construir gracias a su estrecha relación con el funcionario venezolano.

Es importante resaltar que, a pesar de la detención de Kristhonfer Barrios Vivas, por lo menos 12 de sus socios en Venezuela no han sido tocados por las autoridades hasta la fecha.

Por otro lado, en el caso del coronel Carlos Andrés Arvelo, director del Liceo Militar Jáuregui al momento de la visita de Tareck El Aissami en septiembre de 2022, su abierta admiración por el funcionario no impidió que fuera investigado, destituido, castigado y defenestrado un año después, posiblemente como parte de una operación de "limpieza", ante las irregularidades cometidas en las obras de mejoramiento del plantel.

Algunos reportes indican que en Táchira, los supuestos testaferros de Tareck El Aissami, los González y los Barrios, parecen desenvolverse con total tranquilidad, mostrando abiertamente las fortunas que se presume fueron obtenidas de manera irregular. Asimismo, en la ciudad de Mérida, los Chediak, los Herrera y los Uzcátegui, quienes ha mantenido una estrecha amistad con Tareck El Aissami, continúan disfrutando del teleférico como si nada hubiera ocurrido.

Estas revelaciones generan revuelo en las redes sociales, donde se discute ampliamente sobre la aparente impunidad de estos individuos, quienes parecen gozar de una posición privilegiada a pesar de las sospechas que pesan sobre ellos.



Publicar un comentario

0 Comentarios