EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Emilio Enrique Martínez, alias “Chiche Smith”, un cóctel de narcotráfico y pederastia en Venezuela que salpicaría a Aruba Airlines

Emilio Enrique Martínez

Emilio Enrique Martínez, un empresario venezolano de 67 años de edad, nacido el 6 de enero de 1953, conocido con el alias de “Chiche Smith”, quien hace vida en la ciudad venezolana de Punto Fijo, provincia de Falcón, ha sido centro desde el 10 de abril pasado de un operativo desplegado por funcionarios de la Oficina Nacional Antidroga de Venezuela (ONA), acusado de ser el principal cabecilla del “Cartel de Paraguaná”, una organización narcotraficante que ha enviado toneladas de droga a través de El Caribe.

Varios allanamientos practicados por la ONA y órganos de seguridad venezolanos en áreas residenciales y comerciales en la provincia de Falcón, dejaron como saldo más de una decena de empresarios y familiares de Emilio Martínez arrestados, entre ellos dos sobrinos y una cuñada de Martínez, quienes responden a los nombres de Héctor Antonio Martínez (sobrino), presidente de la Fundación Carmen Virginia Martínez; María Virginia Martínez Vásquez (sobrina) y Albys María Vásquez (cuñada). Fuentes gubernamentales de Venezuela informaron que Emilio Martínez había sido sentenciado en el año 1998 por cargos de narcotráfico. Tanto a María Virginia Martínez como a Albys Martínez les imputaron delitos de legitimación de capitales, tráfico de sustancias psicotrópicas y estupefacientes, y asociación para delinquir.

Tras los operativos en Venezuela, Emilio “Chiche” Martínez se encuentra en paradero desconocido, al igual que su hermano Lindo Martínez, quien también es acusado de ser uno de los cabecillas del “Cartel de Paraguaná”. Emilio Martínez es vinculado con el narcotraficante Walid Makled, quien desde hace varios años permanece bajo arresto en Caracas.

Lindo Martínez (de.), hermano de Emilio Enrique Martínez, alias “Chiche Smith”

Lindo Martínez (iz.), hermano de Emilio Enrique Martínez, alias “Chiche Smith”

En fecha reciente un operativo antinarcóticos coordinado por los Estados Unidos y con participación de la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) confiscó en aguas cercanas a la isla de Curazao más de 3 toneladas de droga que habían salido de las costas de Venezuela, que se supone habían sido enviadas por el “Cartel de Paraguaná”.

Negocios en Aruba

Emilio Martínez ha mantenido negocios con Aruba Airlines, según ha dicho una fuente familiarizada con el asunto, quien ha asegurado que el empresario pudo también haber adquirido una participación como accionista de la aerolínea de bandera arubeña y única de Aruba. Fundada en 2006, ofrece transporte aéreo programado y chárter para pasajeros a 13 destinos. La sede corporativa de Aruba Airlines se encuentra en Oranjestad, Aruba. Aruba Airlines tiene su base de mantenimiento principal en la ciudad estadounidense de Miami. “Es importante que la DEA investigue cómo eran los negocios de Emilio Martínez con Aruba Airlines y para qué fue utilizada por Martínez esa aerolínea”, comentó la fuente, quien asegura que Aruba Airlines poseería también inversiones hoteleras en la isla, dependiente del reino holandés, donde se asegura que Martínez posee algunas propiedades.



La sede principal se encuentra en la ciudad de Oranjestad en Aruba, que es el principal centro de operaciones, y la aerolínea abrió una oficina en el Aeropuerto Internacional Reina Beatriz. También tiene oficinas más pequeñas en Miami, Curazao , Bonaire y en las ciudades venezolanas de Maracaibo, Valencia y Maracay.

Acusado de pederastia

Pero las acusaciones en Venezuela contra Emilio Enrique Martínez no han sido solo por narcotráfico, sino también por pederastia. El Ministerio Público venezolano tiene, de manera oficial, abierta una investigación penal y una notificación de alerta roja en Interpol contra Martínez; documentada en el oficio 00-F66-0070-2020, de fecha 06 de marzo de 2020. Allí la fiscalía de Venezuela precisa que Martínez, identificado con la cédula V-4.117.852; está bajo averiguación por varios delitos: trata de blancas, asociación para delinquir y acto carnal con víctima especialmente vulnerable. Según el expediente, el sindicado habría solicitado y logrado acceder a un encuentro sexual prepagado con una niña de 12 años de edad, descrita por la fiscalía como A.N.C.C.

Por el mismo caso la fiscalía acusó a Danielis Joana Linares Silva, V-25.476.141 y Anaís Yusleiby Hernández Núñez, V-24.917.832, ambas señaladas en la investigación que el Ministerio Público identificó bajo el número MP-259954-2017.

Sobre esta novedad fue informado por vía oficio el Jefe de la División de Investigaciones de Interpol del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC); a través de oficio emitido por la Fiscal Provisoria Décimo Octava del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del estado Miranda; encargada de la Fiscalía Sexagésima Sexta (66) con Competencia Nacional Plena, abogada Marvin Emperatriz González.


Publicar un comentario

0 Comentarios