EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

En la zona oriental de Venezuela el coronavirus se fue de vacaciones para dar paso a las celebraciones en espacios públicos


Enrique Toledo | Opinión

Hace dos semanas fue realizado un concierto en la ciudad venezolana de Lechería, estado Anzoátegui, al que se apersonaron efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, con el propósito de hacer cumplir las medidas de prevención sanitaria tomadas por el Gobierno frente a la pandemia de coronavirus.

El encargado del evento llamó a Caracas y logró comunicarse supuestamente con el ministro Aristóbulo Istúriz o con otro jefe chavista. Desde Caracas se habrían encargado de disuadir y poner en cintura al general que dio la orden de parar el evento, organizado, entre otros, por un bolichico que ha tenido negocios con las redes alimentarias Pdval y Mercal.

Los jóvenes organizadores, prácticamente intocables, también se han encargado de realizar varios eventos similares en distintos lugares de la zona oriental de Venezuela.

En Lechería el coronavirus, la cuarentena y la pandemia se fueron de vacaciones, porque se siguen llevando a cabo presentaciones de humoristas como Er Conde del Guácharo; los lugares de entretenimiento, tales como discotecas, bares y otros, continúan abiertos y muchos temporadistas no han dejado de asistir a las playas.

Pese a que en Caracas fueron paralizados los eventos en los hoteles, en instalaciones de ciudades orientales, como las del Hotel Maremares de Buddha Bar Beach en Puerto La Cruz, fueron organizadas fiestas con orquestas incluidas.

Publicar un comentario

0 Comentarios