EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Los astutos empresarios mafiosos Johanna Torres y Danny Pascali han logrado evadir a la justicia en Venezuela


Enrique Toledo | Opinión

El 27 de marzo funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) allanaron en Venezuela el inmueble “Villa Johana”, localizado en la Urbanización Las Villas de la ciudad de Lechería, estado Anzoátegui.

Allí detuvieron al empresario Valmore Guevara, mientras buscaban también a su pareja, la empresaria Johanna Torres Ojeda, quién logro escapar de ser capturada, posiblemente tras ser alertada por un campanazo.

Las acciones las llevaron a cabo en el marco de una investigación a la empresa denominada “Operadora El Patio VIP”, que funciona como “Restaurante el Patio VIP”, en la zona de Altamira, Caracas.

Marianyelis Hernández, empleada doméstica de Johana Torres, confesó ante el Ministerio Público que fue obligada por Torres a firmar un documento donde aparece como la dueña de la empresa, para la empresaria encubrirse.

“Se presume de acuerdo a las evidencias recabadas que la fundación de esta empresa es con la finalidad de ocultar la masa patrimonial obtenida de acuerdo a actividades de delincuencia organizada y de actividades vinculadas a la mafia petrolera que dirigía el ex Director de la Faja Petrolífera del Orinoco, Pedro León y donde la pareja GUEVARA-TORRES, aparecen como cabecillas de esa banda que recibió contratos a dedo de PDVSA con la fachada de la compra-venta de alimentos”, comentó el Ministerio Público venezolano.

Johanna Torres Ojeda y Valmore Guevara, según parece pertenecían al mismo grupo mafioso que Liliana Medina, quién fue jefa de Asuntos Públicos de Pdvsa en el estado Anzoátegui y ahora viviría en el archipiélago de Madeira, en Portugal.

Suerte de empresarios mafiosos

Otro empresario mafioso que ha corrido con suerte en Lechería, la misma ciudad de Venezuela donde ha operado la pareja Torres-Guevara, es Danny Pascali Romero, a quien detuvieron en enero de este año por ser el líder de una presunta banda de extorsión dedicada a despojar de terrenos a sus víctimas.

Pascali, apodado "El Enano Siniestro" y dueño de un centro comercial denominado Mar Pacífico en Lechería, fingió supuestamente un infarto para que le concedieran una medida de arresto domiciliario y no tener que permanecer preso en un centro de reclusión preventiva.

Publicar un comentario

0 Comentarios