EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Luis Fernando Vuteff García, empresario argentino acusado por los Estados Unidos de blanquear fondos desviados de PDVSA, es arrestado en Suiza y enfrenta pedido de extradición


El empresario argentino Luis Fernando Vuteff García, yerno del líder opositor venezolano Antonio Ledezma, fue detenido en Suiza y enfrenta un pedido de extradición a Estados Unidos por cargos de lavado de dinero por su presunta participación en un esquema de corrupción que involucra también a los empresarios chavistas Raúl Gorrín y Francisco Convit.

Las autoridades estadounidenses acusan a Vuteff de ayudar a funcionarios públicos y empresarios venezolanos involucrados en la Operación Money Flight a ocultar ganancias ilícitas y facilitar el acceso de esos fondos fuera de Venezuela.

Vuteff fue detenido a principios de esta semana en Suiza, tras salir ilegalmente de España donde enfrentaba un proceso judicial y donde debía permanecer como requisito del beneficio de libertad condicional que le había sido otorgado.

Las autoridades españolas lo arrestaron en 2018 como parte de otra investigación de lavado de dinero que condujo a la confiscación de 115 propiedades en el país europeo que habían sido utilizadas para ese fin.

Actualmente, las autoridades estadounidenses tramitan la extradición de Vuteff para enfrentar los cargos de lavado de dinero presentados en su contra por la fiscalía federal de Miami.

Vuteff es una de las casi dos docenas de personas investigadas en relación con la gigantesca red de corrupción en la que empresarios cercanos al régimen de Maduro conspiraron para malversar hasta 1.200 millones de dólares de fondos públicos.

Según un reporte de Antonio María Delgado y Jay Weaver para El Nuevo Herald, las autoridades estadounidenses aseguran que al menos $600 millones se obtuvieron haciendo uso del régimen de control de cambios en Venezuela, instrumento que permitió que el valor de la inversión inicial aumentara astronómicamente, y que los acusados ​​tenían planes de malversar al menos otros $600 millones más .

Entre las personas en el centro del escándalo se encuentran Gorrín y Convit, así como el empresario venezolano Alejandro Betancourt y los tres hijastros del gobernante venezolano Nicolás Maduro, Yosser Gavídia Flores, Walter Gavídia Flores y Yoswal Gavídia Flores, quienes recibieron alrededor de $200 millones. de los fondos extraídos de la estatal Petróleos de Venezuela.

Desde España, Ledezma dijo en un mensaje escrito al Miami Herald que lamenta profundamente los hechos, “mucho más con mi amada hija Antonietta y mis dos nietos involucrados, seres a los que amamos mucho, y con quienes siempre estaremos, incondicionalmente, apoyándolos en esta circunstancia tan ingrata”.

Luis Fernando Vuteff García, Antonio Ledezma

Pero el líder opositor enfatizó que mantiene su posición ante cualquier acto irregular, que a lo largo de su vida ha sido exigir sanciones y castigos para quienes cometan actos contrarios a la ley.

“Junto a Mitzy (su esposa), mi hija y toda la familia esperamos que salga a la luz la verdad y solo la verdad de este proceso en curso”, dijo Ledezma en el mensaje. “Frente a este nuevo episodio, mantengo mi firme determinación, siempre inequívoca, consecuente y transparente, de dejarla en manos de los magistrados a cargo de esa investigación, comprometidos a respetar cualquier sentencia que se dicte, con la certeza que aquella instancia fiscal y judicial de los Estados Unidos de América, o en la propia España”.

Ledezma, exalcalde de Caracas, es uno de los líderes opositores venezolanos más respetados y ex preso político que logró escapar del encierro del régimen de Nicolás Maduro en 2017.

Los documentos judiciales acusan a Vuteff de ser uno de los engranajes del esquema establecido inicialmente para procesar parte de los $ 600 millones que se desviaron de PDVSA, junto con su empleador, Ralph Steinmann, un ciudadano suizo que operaba una institución financiera europea.

El caso preparado contra Vuteff y Steinmann se construyó sobre la base de correos electrónicos, documentos, registros financieros, grabaciones de conversaciones telefónicas y cara a cara, así como el testimonio de testigos confidenciales.

Entre los documentos obtenidos se encuentran correos electrónicos enviados por Vuteff con instrucciones para transferir parte de los fondos ilícitos para adquirir un lujoso apartamento en Miami en enero de 2017.

Los fiscales alegan que Steinmann y Vuteff sabían que parte de los fondos que manejaban se adquirieron a través del esquema de corrupción luego de ser informados en una reunión de 2016 por otra de las personas involucradas en Money Flight, el exasesor legal del Ministerio de Energía y Minas. Carmelo Urdaneta, que su dinero provenía de sobornos que había recibido como funcionario público.

En la reunión, Steinmann, Vuteff y otro de los acusados, el ciudadano portugués Andre Gois, propusieron a Urdaneta una serie de transacciones y estructuras financieras, entre ellas bonos en mora, que podrían ayudarlo a recibir pagos de sobornos.

Publicar un comentario

0 Comentarios